La importancia de los objetos arqueológicos

El Sitio SADOS: Un yacimiento arqueológico en el centro de la ciudad
2 enero, 2019
Muestra de Fotografías Itinerante de la Patagonia
3 enero, 2019

 

Este yacimiento (Sitio Sados), fue hallado por primera vez en 1975 por un grupo de obreros municipales,quienes estaban trabajando en la construcción de la escalera que hoy conecta las calles San Martín y Gdor. Deloqui. El hallazgo fue comunicado a un grupo de arqueólogos, que en ese mismo momento estaban trabajando en la excavación de otro yacimiento, Lancha Packewaia, localizado 12 km al este de la ciudad. Tan pronto como fue posible, algunos de los arqueólogos y arqueólogas (Arturo Sala, Alicia Tapia y Luis Abel Orquera), se hicieron presentes en el lugar y pudieron recuperar unos pocos, pero muy interesantes, objetos arqueológicos. Se trataba de fragmentos de arpones decorados, con una base en forma de cruz y de una piedra pulida, de una forma muy peculiar, semejante a una espátula.

Los objetos contienen una gran cantidad de información que pudo ser descifrada por los especialistas en arqueología. En primer lugar, las puntas de arpón, fabricadas sobre huesos de cetáceos, son artefactos que indican el desarrollo de una tecnología especializada en la captura de lobos marinos, que formó parte de un conjunto más amplio de herramientas que permitió el aprovechamiento de los recursos marinos disponibles en el Canal Beagle. En segundo lugar, la forma de las puntas de arpón y su decoración sugieren una gran antigüedad del yacimiento, ya que este tipo de artefactos fue hallado en otros sitios arqueológicos del Canal Beagle con antigüedades que superan los 5000 años.En tercer lugar, la clava lítica es un hallazgo muy inusual, hasta el momento se conocen otras dos piezas semejantes que fueron descubiertas por coleccionistas y por esta razón no existe información precisa respecto a los lugares exactos donde se hallaron ni su contexto arqueológico (es decir, el tipo de suelo en donde estaban depositadas y los restos arqueológicos que rodeaban a esas piezas, elementos que hubieran permitido interpretarlas como parte de un conjunto de objetos producidos y utilizados por grupos humanos en el pasado).